Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir este Article
X

10 maneras de incorporar variedad y textura

(0 opiniones)

10 maneras de incorporar variedad y textura

Lunes, Enero 28th, 2019

Ayude a su hijo de seis a ocho meses de edad a crecer y convertirse en un comensal saludable, ofreciéndole desde ahora una amplia variedad de sabores y texturas.

A medida que su bebé crezca y se desarrolle, podrá comer una gama más amplia de alimentos. El incorporar nuevas combinaciones de sabores en las comidas de su bebé puede ser divertido y gratificante. Es posible que su bebé necesite hasta ocho intentos al probar un nuevo alimento para aceptarlo, ofrecido durante el transcurso de varios días o semanas, así que no se desanime fácilmente.

 

Al presentarle alimentos nuevos, recuerde estar atenta a los signos de intolerancia y alergia. Aunque la leche materna seguirá siendo su principal fuente de nutrición hasta su primer cumpleaños, ahora, su menú se puede ampliar. Usted puede comenzar a ofrecerle combinaciones de alimentos una vez que haya probado y dominado los alimentos de un solo ingrediente. Exponerlo a nuevos sabores y texturas ahora puede hacerlo más propenso a comer alimentos nuevos en el futuro, ¡así que sea creativa!

 

Gracias a Dios por las frutas y verduras

Las frutas y verduras son perfectas para su bebé porque son ricas en nutrientes importantes, entre ellos:

  • Vitamina A: para una visión saludable y el crecimiento celular
  • Vitamina C: un antioxidante que ayuda a mantener las encías sanas y que puede ayudar a los bebés a absorber hierro cuando se comen a la misma vez que los alimentos ricos en hierro (no carnes), como los cereales fortificados para bebés.
  • Potasio: un mineral que ayuda al sistema nervioso y a los músculos de su bebé a que funcionen bien.
  • Fibra: ayuda a prevenir el estreñimiento y puede ayudar a mantener el sistema digestivo de su bebé en movimiento.

 

Aquí hay 10 consejos para incorporar nuevas texturas y sabores de frutas y verduras, y otros alimentos, en la dieta de su bebé:

 

1. No se rinda fácilmente

Los estudios han demostrado que los bebés pueden necesitar probar un alimento hasta ocho veces antes de aceptarlo. En una serie de estudios, se demostró que a los bebés de siete meses de edad que aprendieron a aceptar una verdura que antes no les gustaba, probándola varias veces, les seguía gustando esa verdura a los 15 meses de edad, los tres años y hasta los seis años.

 

Es posible que su bebé ponga caras graciosas (o parezca sorprendido) al probar un alimento nuevo, pero a menudo es solo porque es un alimento que no ha probado antes. Eso no significa que no le guste. Incluso si escupe algo, no se desanime, no significa que nunca comerá esa comida. Sea paciente y ofrézcalo de nuevo al día siguiente. Aquellos alimentos que parecen no gustarle a su bebé en un principio pueden convertirse en sus preferidos después de varias degustaciones en el transcurso de unos días o semanas. Incluso una probada pequeña (una cucharadita) puede ayudarle a aprender a que le guste una nueva verdura. Estos sabores y texturas son nuevos y su bebé necesita la oportunidad de aprender a aceptarlos y disfrutarlos.

 

2. Siga el enfoque de 1 en 3

Ofrézcale a su bebé un alimento nuevo cada tres días para poder estar atenta a los signos de intolerancia o sensibilidad. Si sospecha de una reacción, no le dé más de ese alimento en particular y hable con su proveedor de atención médica. Tenga en cuenta que una reacción alérgica es diferente a que su bebé escupa los alimentos porque el sabor o la textura es nuevo, o porque está lleno (Refiérase a ¿Tiene hambre o está lleno?... Nueve caras de la alimentación).

 

3. Haga que las comidas sean sociales

Siéntese en la mesa con su bebé mientras está en su silla alta. Sonría, hable con él y mírelo a los ojos. Use palabras sencillas y un tono alegre cuando le diga "aquí viene un bocado" y permítale comer a su propio ritmo. Hacer de las comidas una experiencia positiva, y establecer hábitos alimenticios saludables ahora, puede durar toda la vida.

 

4. Aliméntelo frecuentemente

Los bebés tienen estómagos diminutos en comparación con los adultos, así que haga que sus porciones sean pequeñas. Espere eventualmente ofrecerle tres comidas y dos o tres bocadillos al día.

 

5. Pruebe primero con los alimentos favoritos tradicionales

Una vez que su bebé esté comiendo una buena fuente de hierro, como cereal fortificado con hierro o carne hecha papilla, para ayudar a satisfacer sus necesidades de hierro para un crecimiento cerebral saludable, no tenga miedo de ofrecerle frutas y verduras de sabores fuertes. Aunque la dulzura natural de las manzanas, los plátanos, las zanahorias y las batatas los convierten en los primeros alimentos favoritos de muchos bebés, trate de ofrecerle una mezcla de diferentes sabores. Los bebés aceptarán una amplia variedad de frutas y verduras, incluso las que creemos que son amargas, y ahora es el momento perfecto para presentar estos sabores.

 

6. Mezcle lo nuevo con lo viejo

¿Primera prueba de un nuevo sabor? Combínelo con un favorito familiar para ayudar a su bebé a aprender a aceptarlo y disfrutarlo.

 

7. Coma un arco iris

Las frutas y verduras de diferentes colores contienen diferentes nutrientes, así que trate de incluir una variedad de colores en el tazón de su bebé durante las siguientes semanas. Esto le dará a su pequeño las vitaminas y minerales que necesita para crecer y desarrollarse saludablemente. Las frutas y verduras también contienen fitonutrientes, compuestos químicos producidos por las plantas, que tienen beneficios para la salud que los científicos aún están descubriendo.

 

8. No olvide los productos lácteos

Su pequeño ahora puede tomar yogur, que proporciona calcio y nutrientes importantes para ayudar a formar huesos fuertes mientras crece rápidamente. Busque yogures simples, sin azúcar, o yogures bajos en azúcar que hayan sido especialmente diseñados para sus necesidades nutricionales.

 

9. Evite el azúcar

No hay necesidad de añadir azúcar cuando esté preparando comida para su bebé, ni de ofrecerle bebidas endulzadas. Algunos de los principales expertos en nutrición y salud sugieren que el zumo de fruta no debe introducirse en el primer año debido a su contenido natural de azúcar relativamente alto. La fruta en papilla o pisada tiene un poco de fibra que el jugo no tiene, y es probable que su bebé se la coma enseguida. Si decide ofrecerle jugo, déselo en una taza en lugar de una botella y limítelo a no más de 120 ml (4 oz) por día. Evite las bebidas de jugo u otras bebidas mezcladas similares a jugos que contengan endulzantes agregados. Compruebe siempre la etiqueta.

 

10. A beber

Durante su primer año, la leche materna es la principal fuente de nutrición y líquidos de su bebé.

Ahora es un buen momento para que su bebé aprenda a disfrutar del agua. Trate de ofrecerle un poco (30-60ml o 1-2oz) en una taza con comidas y bocadillos para ayudarlo a disfrutar del agua como un refresco para saciar la sed sin la necesidad que sea azucarado. Beber agua le ayudará a aprender a mover los alimentos por la boca y a tragar, además de enseñarle a beber de una taza. Y, al enseñarle a su bebé a beber agua desde ahora, puede ayudarle a que la disfrute como su bebida preferida en el futuro. Es importante tener en cuenta que la leche de vaca no debe administrarse como bebida hasta después del primer cumpleaños de su bebé.

 

¿Listo para la textura?

Una vez que su bebé esté acostumbrado a comer alimentos suaves y en forma de puré, puede estar listo para algunos alimentos con una textura más espesa o con grumos pequeños y suaves. "Los bebés desarrollan las habilidades motoras orales para manejar texturas entre los seis y los 12 meses de edad", explica Sarah Smith-Simpson, PhD, Científica Principal y Experta en Alimentación de Nestlé Nutrition en Michigan, Estados Unidos. "Sus lenguas aprenden a mover el alimento sólido alrededor de sus bocas para que pueda ser tragado, y los bebés practican mover sus lenguas de un lado a otro cuando comen texturas más avanzadas con grumos. Estas habilidades se basan en la experiencia con la textura, más que en el desarrollo a cierta edad". He aquí algunas ideas para presentar texturas:

  • pruebe con plátano o aguacate pisado en lugar de hecho puré
  • ofrézcale huevos revueltos bien cocidos
  • añada cuscús, arroz o trozos diminutos de pasta a los purés suaves
  • prepare alimentos cocidos o blandos, como zanahorias o batatas, usando una licuadora de mano (con ráfagas cortas), un triturador o un tenedor hasta que tenga una textura gruesa y aplastada.
  • añada avena a la fruta suave bien picada o yogur bajo en azúcar diseñado especialmente para los bebés

 

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones

Buscar

Todavía no he encontrado
¿Qué estás buscando?

Pruebe nuestro nuevo motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti.